La siguiente es la primera entrega de Consumer Dive Consumer Survey, una serie de seis partes que examina la psique del consumidor estadounidense y el papel de la tienda física en la compra.

¿Por qué la mayoría de los compradores todavía eligen tiendas físicas sobre el comercio electrónico?

Las compras en línea nunca han sido tan fáciles. Pero la mayoría de los consumidores estadounidenses quieren las experiencias táctiles que ofrecen las tiendas físicas.

AUTOR

Sandy Skrovan

 

¡Larga vida a las tiendas físicas.!

 

Todo el mundo sabe que comprar en línea nunca han sido tan fácil y accesible. Pero a pesar del aumento en las capacidades de comercio electrónico de las aplicaciones móviles y otros avances tecnológicos -incluidas las compras activadas por voz y la proliferación de botones de Amazon Dash- la mayoría de los consumidores estadounidenses todavía quieren las experiencias táctiles ofrecidas por las tiendas físicas.

La capacidad de ver, tocar y sentir los productos, así como llevar los artículos a casa de inmediato es una de las las razones principales que explica por qué los consumidores optan por comprar en tiendas en vez de en línea, de acuerdo con la encuesta de “Retail Dive Consumer Survey” . Para la primera pregunta de una serie de seis partes que analizan los hábitos de compra de los consumidores, se encuestaron a 1.425 consumidores estadounidenses a través de Google Surveys sobre las razones por las que eligen comprar en tiendas físicas y no “on line”.

Por un margen bastante amplio, la principal motivación para comprar en tiendas es ver y probar los productos antes de comprar. Sin embargo, existen algunas diferencias notables entre los compradores, dependiendo de su género, edad y ubicación.

En particular, la gran ,mayoría de las  mujeres compradoras quieren ver, tocar y sentir los productos antes de comprarlos. Los varones, por otro lado, se inclinan más hacia la satisfacción inmediata de llevar los artículos a casa con ellos.

Los compradores en ambos extremos del espectro de edad – las generaciones más jóvenes y más mayores – quieren ver o probar los productos en las tiendas más que los de mediana edad. Los compradores jóvenes manifiestan claramente una mentalidad de “lo quiero ahora” frente a los de más edad.

Pero mientras que las tiendas físicas todavía tienen primacía en la experiencia de compras, en Estados Unidos, el 7% de los encuestados dice que “on line” es  su única manera de comprar – una tendencia que se espera que crezca en los próximos años.

Pruébalo y llévatelo.

 ”Ver, tocar, sentir y probar elementos” es la principal razón por la que los consumidores eligen comprar en tiendas físicas frente a Internet. Con el 62% de los compradores que quieren examinar  y probar , los minoristas deben aprovechar al máximo su posición y jugar bien sus cartas  para crear experiencias atractivas de compra en la tienda.

 Los compradores también lo quieren ahora y lo quieren rápido. El 49% de los consumidores dicen que eligen las tiendas en vez de la web porque quieren “llevar los artículos a casa inmediatamente”. Esto sugiere que el envío al día siguiente – y mucho menos dos días – no puede compararse  a la gratificación inmediata de comprar productos en la tienda y llevártelos a casa.

Esta es la razón de que los ejecutivos de las empresas de venta online no duerman por la noche pensando como entregar más rápidamente

Uno de cada cinco consumidores cita devoluciones fáciles como una de las razones clave para comprar en las tiendas frente a Internet. No es de extrañar por qué Amazon ha recogido el guante y ahora pide a sus vendedores que ofrezcan retornos gratuitos. A pesar del robusto movimiento del comercio electrónico, aproximadamente otro quinto (18%) de los consumidores sigue buscando el disfrute -y probablemente también el aspecto social- de ir de tiendas.

Sin embargo, la capacidad de preguntar a los empleados de la tienda es bastante baja en la lista de razones para comprar en tiendas vs. en línea, y fue citado por sólo el 13% de los consumidores. Acostumbrados a tener información al alcance de sus dedos y en sus teléfonos móviles, los consumidores no parecen estar especialmente motivados para buscar respuestas de los empleados de la tienda o, al menos, no es una razón suficiente para ir a la tienda. Los minoristas pueden tener que repensar los requisitos de personal y cómo utilizar mejor la energía de las personas.

Las mujeres quieren ver; Los hombres quieren llevárselo.

 Si estudiamos los datos más a fondo vemos diferencias significativas entre géneros al decidir si hacer compras en línea o en tiendas físicas.

 Desde la perspectiva femenina, se trata de la capacidad de ver, tocar y sentir los articulos. Dos tercios (66%) de las compradoras dicen que probarse  es un factor decisivo para comprar en las tiendas físicas.

La generación más joven tiene necesidad de velocidad

En comparación con el promedio, un porcentaje más alto de jóvenes (menos de 35 años) y compradores mayores (65+) citan la necesidad de ver, tocar, sentir y probar los artículos como la principal razón por la que compran en las tiendas. Esto parece ser indicativo de los grupos de edad que tienen más tiempo para ir a las tiendas.

 Una relación interesante surgió entre la edad y la gratificación instantánea. En comparación con los compradores más mayores, un porcentaje más alto de compradores jóvenes dicen que compran en tiendas para tener inmediatamente los artículos. Por ejemplo: el 62% de los jóvenes de 18 a 24 años menciona esto  como una razón por la que compran en tiendas frente a Internet, en comparación con sólo el 40% de los compradores de 65 años o más.

 El segmento de edad más joven (18-24) también cita más frecuentemente como factores de decisión la facilidad de cambio, el disfrute  de la experiencia en la tienda y la interacción con los empleados de la tienda en comparación con la población total de consumidores.

La estrategia correcta de la tienda

Dado el ataque de la competencia en línea – y la atención y la inversión de dólares que se destina a potenciar  las capacidades de comercio electrónico – es importante para los minoristas no perder de vista su estrategia de tienda física.

La tienda en la calle tiene una ventaja por su capacidad para satisfacer las necesidades de los compradores para probar los productos e inmediatamente llevarlos a casa. Una atractiva experiencia de compra en la tienda donde los compradores pueden ver, sentir y probar productos con facilidad, junto con una gestión de inventario perfecta para garantizar que el producto está en stock es lo que hará que la tienda funcione o no.

En breve la segunda entrega de este interesante estudio.